Cada año, los ojos de los españoles se centran en este punto de nuestra ciudad. Llenos de ilusión y buenos deseos, la Puerta del Sol es el lugar en el que comienzan millones de sueños. Ésta no es sólo la plaza más emblemática de Madrid, sino que también es una de las más queridas en España.

La Puerta del Sol de Madrid es una de las plazas más icónicas y relevantes de la cultura madrileña y española. Cercana a la Plaza Mayor, ambas están ubicadas en pleno centro de la ciudad, por lo que son de las más concurridas y visitadas. Además, es la plaza en la que los sueños de millones de españoles nacen cada 1 de enero a medianoche.

Historia de la Puerta del Sol

El nombre y origen de la Puerta del Sol se remonta al siglo XV. En esta época, el lugar que ocupa actualmente la plaza abarcaba los arrabales medievales alrededor de la muralla cristiana, en cuya entrada había un sol que apuntaba hacia el este.

La verdadera construcción de la plaza comenzó en el siglo XIX con el levantamiento de distintas edificaciones como la Casa de Correos. Ésta, antes de ser la sede de la Comunidad de Madrid, fue sede de la Dirección General de Seguridad durante el franquismo.

puerta del sol 1900
La Puerta del Sol en 1900 – Foto: Pinterest

Muchas casas se vieron derribadas para llevar las construcciones pertinentes de lo que es hoy la Puerta del Sol. Fue entonces cuando se vieron derribados los conventos de San Felipe y el de Nuestra Señora de Victoria, y la iglesia del Buen Suceso.

En 1959 y 1986 el espacio fue reformado por los arquitectos Manuel Herrero Palacios y Antonio Riviere, Javier Ortega y Antón Capitel, respectivamente. Gracias a estas reformas hay más fluidez peatonal, fuentes y estatuas.

Un punto de referencia histórico en Madrid

A día de hoy, la Puerta de Sol es un punto de referencia para Madrid. Con los años ha tomado la relevancia que merece y es una de las visitas obligatorias en la ciudad. Pero, más allá de eso, ha sido escenario de numerosas reivindicaciones, celebraciones e incluso de atentados terroristas.

La Puerta del Sol fue escenario de las celebraciones de la proclamación de la Segunda República Española el 14 de abril de 1931. Fue tal el júbilo de los ciudadanos y la congregación de gente que los nuevos miembros del gobierno tardaron dos horas en hacer el recorrido desde la Puerta de Alcalá.

proclamación segunda república puerta del sol
El 14 de abril de 1931, la Puerta del Sol fue escenario de la celebración de la proclamación de la Segunda República Española – Foto: Público

Todo esto cambió en la época franquista, ya que la Puerta del Sol se había convertido en un símbolo de la izquierda política. De hecho, el ministro Serrano Suñer llegó a plantear la desaparición de la plaza y hubo un proyecto planteado por el arquitecto Antonio Palacios que suponía una gran reforma dentro del plan «Madrid Imperial», aunque no se llevó a cabo por su elevado presupuesto.

En esta época también se prohibieron las manifestaciones en la Puerta del Sol y los sótanos de la Casa de Correos se utilizaban como cárcel. Allí, en ocasiones, se torturaba a los miembros de la oposición clandestina al régimen.

El 15 de mayo de 2011, la Puerta del Sol vivió el nacimiento de uno de los movimientos ciudadanos más importantes en España en el siglo XXI. Convocados por la plataforma Democracia Real Ya, apenas una decena de manifestantes comenzaron a acampar en la plaza. Tras las imágenes de un manifestante siendo agredido por un policía, miles de «indignados» se comenzaron a unir a un movimiento que se extendió por todo el país. Los últimos acampados fueron desalojados el 2 de agosto de ese mismo año, casi tres meses después.

puerta del sol 15m
Los «indignados» llenaron la Puerta del Sol tras el 15-M – Foto: El País

En cuanto a los atentados terroristas, el 12 de noviembre de 1912, el presidente del Consejo de Ministros, José Canalejas, sufrió un atentado mortal mientras miraba a través de la librería San Martín. El 13 de septiembre de 1974, una bomba explotó en la Cafetería Rolando junto a Puerta del Sol, matando a doce personas y causando más de setenta heridos.

Qué ver en la Puerta del Sol

Como muchas otras plazas de Madrid, la Puerta del Sol ofrece un espacio increíble para pasear y caminar. Pero también es interesante observar a su alrededor y descubrir sus monumentos. Además, es uno de los lugares más fotografiados en nuestra ciudad, como podrás imaginar.

Real Casa de Correos

En primer lugar está la Real Casa de Correos. Esta imponente y hermosa edificación fue construida entre 1766 y 1768 por el arquitecto Jaime Marquet. Es de forma rectangular y tiene dos patios interiores. Desde su construcción sirvió como punto de vigilancia y también para el correo.

real casa de correos
La preciosa Casa de Correos por la noche

La fachada de la Casa de Correos es una de las más destacables, ya que allí se encuentra el famoso reloj que da las campanadas de fin de año que acompañamos con las uvas de la suerte. La puerta, de arco medio de punto, da espacio a diferentes salones que tienen detalles en dorado.

En la actualidad funciona como la sede principal de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Es el edificio de mayor antigüedad en la zona, y una de las construcciones más bellas de Madrid.

Placa del Kilómetro Cero

En la Puerta del Sol también encontramos la placa del Kilómetro Cero. Éste es un lugar en donde es típico ver a los turistas tomando fotografías por ser una de las atracciones más llamativas e interesantes de la plaza. Quien te escribe debe confesar que le costó casi una hora encontrarla, pero seguro que esto no se lo contarás a nadie.

El origen de esta placa se debe a que el rey Felipe II quiso que la capital de España estuviera en el punto céntrico de la península. Ya en el siglo XVIII, con la construcción de las carreteras nacionales, se deja el Kilómetro Cero en la Puerta del Sol.



Booking.com

Desde el año 1950 se ve esta placa frente a la Casa de Correos. Además de su conmemoración, también es un referente geográfico, ya que gracias al Kilómetro Cero se han organizado las calles de Madrid. La placa tiene forma de baldosa, y está hecha de latón y granito. En ella se puede ver la silueta geográfica de España (como en un mapa) y las seis carreteras que salen desde este punto.

Otras dos placas significativas son las dedicadas a los héroes del levantamiento popular del 2 de mayo de 1808 y a las víctimas de los atentados del 11-M.

Estatua del Oso y el Madroño

Es una de las estatuas más famosas de Madrid, y fue realizada por el escultor Antonio Navarro Santafé. Emplazada en el año 1967, representa a un oso rampante y a un madroño con frutos, queriendo mostrar los símbolos heráldicos de Madrid.

el oso y el madroño
El oso y el madroño, uno de los símbolos de Madrid – Foto: Life Madrid Magazine

Hecha de piedra y bronce, se encuentra en un pedestal hecho de granito. Tendrás que hacer cola para sacar foto, pero es una de las cosas que debes ver en la Puerta del Sol.

Estatua de la Mariblanca

La historia de la estatua de la Mariblanca se remonta desde su llegada a España a inicios del año 1600 hasta la actualidad. Su existencia es curiosa, ya que se ha colocado en diversas fuentes y lugares de Madrid a lo largo de los años. También se han hecho copias para su conservación.

estatua de la mariblanca
La estatua de la Mariblanca, protagonista de una curiosa historia – Foto: Guía del Ocio

Anteriormente decoraba la desaparecida fuente monumental en la Puerta del Sol, y también llegó a estar en la fuente de Las Descalzas, en el Paseo de Recoletos o en el Parque del Retiro. A día de hoy, la estatua se encuentra en la Casa de la Villa.

Existen dos copias, una en esta plaza, ubicada en 1986, y otra en el Museo de Historia de Madrid. La estatua representa a Venus, de la mitología griega y está hecha de mármol.

Estatua ecuestre de Carlos III

Otro de los elementos llamativos en la Puerta del Sol es la estatua ecuestre de Carlos III, colocada en 1994. Esta estatua de nueve metros de altura, encontró su ubicación tras un referéndum popular. Rodeando el pedestal encontramos una inscripción en espiral que describe brevemente el reinado de su protagonista.

estatua carlos iii
La estatua de Carlos III tiene nueve metros de altura – Foto: Guías Viajar

Además de estas atracciones en la Puerta del Sol, debemos destacar el famoso cartel de «Tío Pepe» que nos lleva a recordar aquella plaza que todavía no había sido conquistada por las franquicias y los grandes almacenes.

cartel tio pepe puerta del sol
El cartel del Tío Pepe, uno de los grandes símbolos de la Puerta del Sol – Foto: Crónica Global

Aunque la mayoría de los cafés y hoteles de los siglos XIX y XX ya han desaparecido, todavía encontramos algunos supervivientes como la cafetería-pastelería La Mallorquina, situada desde hace más de cien años en la manzana entre las calles Mayor y Arenal. Aquí también encontraremos a las conocidísimas loteras.

También es uno de los lugares más bonitos en Madrid en navidad, destacando su enorme árbol iluminado.

Cómo llegar

Si nos guiamos por lo que dice la placa del Kilómetro Cero, la Puerta del Sol está justamente en el centro de Madrid. Para llegar a ella se pueden usar medios de transporte como el metro (Sol, líneas 1, 2 y 3) y en autobús (líneas 3 y 51).

Pero hay que recordar que se encuentra a tan sólo 350 metros de la Plaza Mayor, a unos 400 metros de la Gran Vía y a menos de un kilómetro del Palacio Real de Madrid. ¿En serio vas a utilizar el transporte público en lugar de disfrutar de un agradable paseo por el centro de Madrid?

Síguenos en Facebook (Madrid Culture Magazine) y Twitter (@MadridCultureM1) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Madrid.

One Comment on “Puerta del Sol, la plaza más emblemática de Madrid”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *