¿Qué sería de nuestra ciudad sin la majestuosa Plaza Mayor de Madrid? Esta imponente plaza es uno de los grandes símbolos de Madrid, y una de las visitas obligatorias para los millones de turistas que nos visitan cada año. Hoy te contamos su historia y algunos detalles curiosos que seguro desconoces.

La Plaza Mayor de Madrid es uno de los lugares turísticos más hermosos y concurridos de la ciudad. Desde su construcción en el siglo XV, esta plaza se ha convertido es un punto de encuentro para todos aquellos que quieren disfrutar del centro de nuestra ciudad, pudiendo así disfrutar de siglos de historia en un ambiente inigualable.

Historia de la Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor de Madrid comenzó a construirse alrededor del año 1580 por mandato de Felipe II. En su momento, la intención de esta plaza era tener un espacio en el que poder controlar el comercio que se daba, ya que entonces se usaba como el mercado de la villa.

La primera edificación que se construyó fue la Casa de la Panadería, un imponente edificio que actualmente se puede recorrer y vislumbrar en el lado norte de la plaza. Se comenzó a construir en 1590 y tiene un evidente estilo barroco.

Casa de la panadería plaza mayor de madrid
La imponente Casa de la Panadería en la Plaza Mayor de Madrid – Foto: MICE Catering

Cabe destacar que, inicialmente, Juan de Herrera se encargó de la construcción. Más tarde pasó a hacerse cargo Diego Sillero y, posteriormente, quien terminaría la obra sería Juan Gómez de Mora en 1619, bajo el mandato de Felipe III.

Añadidos y remodelaciones posteriores

Como viene siendo habitual en las edificaciones con siglos de historia a sus espaldas, la Plaza Mayor ha tenido algunas remodelaciones que le han añadido interés cultural y artístico. Por ejemplo, la estatua de Felipe III fue colocada en el centro de la plaza en 1848.

La Casa de la Panadería también hubo de ser restaurada en 1880, haciendo que su valor nacional no se perdiera por el paso del tiempo y dándole así un mayor atractivo turístico. Ya entrado el siglo XX, en 1935, se hizo una nueva reforma, que no sería la última del siglo pasado.

A mediados de 1960 se hizo una restauración general de toda la Plaza Mayor y sus construcciones circundantes. Gracias a esto existe un aparcamiento bajo la plaza y ya finalizando el siglo XX, en los años 90, Carlos Franco realizó un mural en la Casa de la Panadería con motivos de la mitología griega.

También se deben destacar las remodelaciones y añadidos que se hicieron tras el incendio de 1790, que dieron pie a la construcción de sus icónicos arcos de acceso. Éstos fueron obra de Juan de Villanueva.

incendio plaza mayor de madrid 1970
Representación del incendio en la Plaza Mayor de Madrid en 1970 – Foto: El Correo de Madrid

Datos curiosos de la Plaza Mayor

Los incendios son parte de la historia de la Plaza Mayor, ya que, curiosamente, ha sufrido tres. De hecho, es un dato que se debe tomar en cuenta mientras se recorre la plaza.

Estos incendios tuvieron lugar en 1631, en 1670 y en 1790. El tercer incendio fue posiblemente el más grande, ya que comprometió a casi un tercio de la plaza. Esto llevó a una remodelación importante que se vio prolongada hasta 1854. Fue con esta remodelación con la que se crearon los diferentes arcos que permiten su acceso.

Otro dato que hay que saber de la Plaza Mayor de Madrid tiene que ver con los ya mencionados arcos de entrada. En total son 9 los arcos que dan paso salida diferentes orientaciones y calles. Los arcos más famosos son el Arco de Cofreros (llamado Portal de Cofreros) y el Arco de Cuchilleros.

Sobre la estatua de Felipe III hay una curiosa historia, y es que sirvió de cementerio de gorriones. En 1931, coincidiendo con el alzamiento de la II República, un ciudadano metió un artefacto en la boca del caballo. Tras explotar, comenzaron a salir cientos de huesecillos que llenaron el suelo de la plaza. Al parecer, los gorriones se posaban en la boca del caballo a descansar y de algún modo caían hasta el estómago, del que nunca eran capaces de salir.

¿Qué podemos ver si recorremos la Plaza Mayor?

En la Plaza Mayor hay ciertos puntos de interés arquitectónico que son interesantes de observar en nuestro paseo. Éstos son la estatua ecuestre de Felipe III, la Casa de la Panadería y el Arco de Cuchilleros.

La estatua ecuestre de Felipe III es una obra de Pietro Tacca y Juan de Bolonia que data de 1616 aunque fue colocada en el centro de la plaza en el año 1848. Está hecha en su totalidad de bronce, y es considerada Bien de Interés Cultural desde 2017. Anteriormente se encontraba en la Casa de Campo, uno de los jardines más populares de Madrid.

estatua felipe III plaza mayor de madrid
La estatua ecuestre de Felipe III en la Plaza Mayor de Madrid – Foto: Guías Viajar

La Casa de la Panadería es una obra de las obras más impactanes que nos encontramos cuando entramos a la Plaza Mayor. En su día fue considerada la tahona más importante en Madrid. Comenzó a construirse en 1590 y ha sufrido diversas remodelaciones y restauraciones a lo largo de los siglos por diferentes arquitectos. Actualmente, en su interior se encuentra la Dirección de Turismo y el Centro de Turismo de Madrid.

Como hemos mencionado antes, junto al Arco de Cofreros, el Arco de Cuchilleros es uno de los más concurridos y conocidos de la Plaza Mayor. Debe su nombre al gremio de cuchilleros que trabajaban en esa parte de la plaza. Está ubicado al suroeste de la plaza y tiene una altura considerable. De hecho, es uno de los lugares de la plaza donde más fotos se hacen.

arco de cuchilleros plaza mayor de madrid
El famoso Arco de Cuchilleros que da acceso a la Plaza Mayor de Madrid – Foto: Wikipedia

Imagino que intuirás que el Arco de Cofreros debe su nombre al gremio de los cofreros, que eran aquellas personas que vendían artesanías y mercancías en la Plaza Mayor. Se encuentra ubicado al terminar la cuesta de la calle Toledo. Aquí encontraremos una cantidad importante de artistas (músicos, pintores, etc.) vendiendo su arte. También hay muchos y variados restaurantes y terrazas donde picar, comer o tomar una cerveza.

arco de cofreros plaza mayor de madrid
El precioso Arco de Cofreros que da acceso a la Plaza Mayor de Madrid – Foto: Flickr

Cómo llegar a la Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor está en pleno centro de Madrid, por lo que es un lugar obligatorio que se debe visitar si se viaja a la ciudad. Se encuentra muy cerca de la Puerta del sol y a escasos minutos del Palacio Real o del Templo de Debod, otros de los lugares que se deben visitar en Madrid.

Se puede llegar tanto en metro (líneas 1, 2 y 3 Sol) como en autobús (línea 3), aunque lo recomendable es llegar andando dentro de un recorrido por el centro de Madrid.

Síguenos en Facebook (Madrid Culture Magazine) y Twitter (@MadridCultureM1) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Madrid.

4 Comments on “Plaza Mayor de Madrid, el símbolo del centro de la villa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *