Autor de la novela española más universal, su obra pasó a la historia ya que ha sido considerada, por muchos, como el inicio de la novela moderna. Nacido en Alcalá de Henares en 1547, posiblemente estemos hablando del madrileño más universal. Su nombre es Miguel de Cervantes, el gran genio de la literatura española.

Pasear por las calles del casco histórico de Alcalá de Henares consigue hacerte viajar en el tiempo hasta aquella época de novelas de caballerías. Ese traslado espacio-temporal en el que te ves inmerso te hace enamorarte de esta ciudad el noreste de Madrid. Y, en ese paseo por Alcalá, una de las visitas obligatorias es a la casa natalicia de Miguel de Cervantes, su vecino que consiguió llegar a todos los rincones del mundo con su obra. ¿Sabías que sólo hay un libro más editado y traducido en la historia de la humanidad que el Quijote?

estatua de cervantes en alcalá de henares
La estatua de Cervantes en Alcalá de Henares – Foto: Dream Alcalá

Primeros años de Miguel de Cervantes

Es curioso que haya cierto misterio con respecto al nacimiento de Miguel de Cervantes. Desde el siglo XVIII está admitido que nació en Alcalá de Henares, ya que allí fue bautizado según recoge su acta bautismal. También él declaró ser original de allí en la llamada Información de Argel, en 1580. La fecha no está clara, se entiende que fue el 29 de septiembre de 1547, por aquella tradición de recibir el nombre del santoral el día del nacimiento.

De familia «de bien», ya que su abuelo era licenciado en leyes y su padre había sido educado para ser cirujano, Miguel de Cervantes fue el mediano de siete hermanos en el seno de una familia inquieta y que llegó a vivir entre Córdoba, Sevilla, Toledo, Cuenca, Alcalá de Henares, Guadalajara y Valladolid, según es sabido.

Se dice que Cervantes pudo haber estudiado en Valladolid, Sevilla o Córdoba, aunque que es seguro es que no cursó estudios universitarios. No sería hasta 1566 cuando se asentase en Madrid, aunque sería poco tiempo, ya que en 1569 tuvo que marchar a Italia.

Una sentencia lleva a Cervantes a Italia

Según una providencia de Felipe II que data de 1569, el entonces monarca mandó a prender a Miguel de Cervantes, acusado de herir a un tal Antonio Sigura, maestro de obras. Realmente no se sabe si esta providencia iba dirigida a Miguel de Cervantes o de un homónimo, lo que queda claro es que éste podría ser el motivo que le llevó a Italia.

El caso es que llegó a Roma en diciembre de ese mismo año. Fue allí donde leyó los poemas caballerescos de Ludovico Ariosto que tanta influencia tendrían en el Quijote. También fue en la capital italiana donde descubrió los «Diálogos de amor» de León Hebreo que determinarían su concepto del amor.

que ver en florencia
Florencia, una de las ciudades por las que viajó Cervantes en Italia – Foto: La Vanguardia

Tal fue su enamoramiento del país transalpino que se puso al servicio de Giulio Acquaviva y le siguió por Palermo, Milán, Florencia, Venecia, Parma y Ferrara, tal y como plasmó con admiración en «El licenciado Vidriera». Pronto cesó este servicio para ocupar una plaza de soldado en la compañía del capitán Diego de Urbina. El 7 de octubre de 1571 participó en la batalla de Lepanto formando parte de la armada cristiana, que era dirigida por don Juan de Austria.

Fruto de esta participación en esta batalla se le dio el apodo de «Manco de Lepanto», aunque realmente la historia no es tal y como puede parecer. Cervantes no quedó manco. Sí llegó a perder el movimiento de la mano ya que un trozo de plomo le seccionó un nervio. De hecho, en 1972 reanudó su vida militar y tomó parte en las expediciones navales de Navarino, Corfú, Bizerta y Túnez.

batalla de lepanto cervantes
Miguel de Cervantes siempre se sintió orgulloso de participar en la batalla de Lepanto – Foto: UPM

Es más, siempre se sintió muy orgulloso de su participación en esta batalla. En el prólogo de la segunda parte del Quijote la describió como «la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros».

Cinco años preso en Argel

Es curioso que alguien que llegó a escribir tan increíble obra, tuviese una vida tan ajetreada. En la actualidad vemos la figura del escritor como alguien encerrado en un cuarto, escribiendo sin parar hasta terminar su novela. Imagino que el cine habrá contribuido a crear esa imagen.

El caso es que fue capturado junto a su hermano Rodrigo por una flotilla turca cuando navegaban a la altura de la actual Costa Brava. Aquello sucedió un 26 de septiembre de 1575, y fueron llevados hasta Argel. Cervantes fue adjudicado como preso al griego Dali Mamí, quien creyó que podría conseguir un buen rescate por él tras encontrar unas cartas de recomendación de don Juan de Austria y del Duque de Sessa. Así pues, pidieron 500 escudos de oro por su libertad.

cervantes en argel
Cinco años estuvo esclavizado Cervantes en Argel – Foto: El Mundo

Esta etapa fue muy dura en la vida de Miguel de Cervantes. De hecho, durante los cinco años que estuvo preso, intentó fugarse hasta en cuatro ocasiones, siendo siempre él el cabeza de la operación. Lamentablemente, unas veces por mala suerte y otras por traición, estos intentos de fuga no llegaron a buen puerto.

Fue en mayo de 1580 cuando Fray Juan Gil trató de rescatar a Cervantes, ofreciendo 300 escudos. Evidentemente, por el madrileño estaban exigiendo 500, por lo que la compra de la libertad fue imposible. El fraile finalmente consiguió reunir la cantidad exigida tras recolectar dinero entre los mercaderes cristianos de la zona. Así consiguió pagar el rescate cuando Miguel de Cervantes estaba ya en una galera con destino a Constantinopla, de donde le hubiese sido prácticamente imposible escapar.

Cervantes fue liberado el 15 de septiembre de 1580 y llegó a España, más concretamente a Denia, el 24 de octubre de ese mismo año. Desde allí se trasladó a Valencia, llegando finalmente a Madrid en noviembre o diciembre.

Cervantes regresa a España

Tras su regreso a España, en mayo de 1581 Cervantes se traslada a Portugal, donde se encontraba la corte de Felipe II. Allí tuvo la intención de encontrar un trabajo para pagar las deudas que había contraído su familia para rescatarle. Allí se le encomendó una misión secreta en Orán, ya que era conocedor de la cultura y costumbres de la zona.

Es en esta época, entre 1581 y 1583, cuando escribe su primera obra literaria en volumen y trascendencia, «La Galatea», publicada en Alcalá en 1585. También es en esa época cuando tiene una hija fruto de una relación amorosa con Ana Villafranca de Rojas, mujer casada con Alonso Rodríguez, un tabernero. Su hija se llamó Isabel Rodríguez y Villafranca, aunque Cervantes no la reconoció hasta que cumplió los 16 años y había quedado huérfana. No tuvo una buena relación con ella, que fue acogida por Magdalena, hermana de Miguel.

El 12 de diciembre de 1584, Cervantes contrae matrimonio con Catalina de Salazar y Palacios. Su matrimonio no fue feliz y no tuvieron hijos. De hecho, dos años después es cuando Cervantes comienza sus largos viajes por Andalucía. A pesar de que el escritor madrileño fue pionero en tratar el tema del divorcio en la literatura española, no llegó a divorciarse de Catalina.

catalina de salazar y palacios esposa de miguel de cervantes
Busto en honor a Catalina de Salazar y Palacios, esposa de Miguel de Cervantes – Foto: Wikipedia

Sus viajes por Andalucía comienzan en 1587, cuando viajó como comisionario de provisiones de la Armada Invencible. Se estableció en Sevilla el 10 de enero de 1588, y allí comenzó a tener ciertos problemas con la justicia. El Arzobispado de Sevilla dictó sentencia de excomunión en su contra y el vicario de Écija fue ordenado a ponerle en tablillas. En 1592 fue encarcelado en Castro del Río, Córdoba. Entre septiembre y diciembre de 1597 es encarcelado en la Cárcel Real de Sevilla tras la quiebra del banco en el que trabajaba como recaudador. Le acusaron de apropiación de dinero público y de tener algunas irregularidades en sus cuentas. Fue en esta época en la que engendró a Don Quijote de la Mancha.

Vida en Valladolid y publicación del Quijote

Establecido en Valladolid en 1604, fue en enero de 1605 cuando publica la primera parte de su gran obra, «El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha». La segunda parte, «El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha», no es publicada hasta 1615. Ambas obras le otorgan un puesto de honor en la historia de la literatura occidental junto a Dante Alighieri, William Shakespeare, Michel de Montaigne y Goethe.

don quijote de la mancha
«Don Quijote de la Mancha» se publica en 1606 – Foto: Outdooractive

Miguel de Cervantes falleció el 22 de abril de 1616, a los 68 años de edad, víctima de diabetes, en la conocida Casa de Cervantes en el Barrio de las Letras de Madrid. Su casa está ubicada en la esquina entre la calle del León y la calle Francos. Miguel de Cervantes fue enterrado en la iglesia del convento de las Trinitarias Descalzas, en el mismo barrio, por propia voluntad. Aquel era su homenaje a la ayuda que los trinitarios habían ofrecido para liberarles a él y a su hermano durante su cautiverio en Argel.

En la actualidad, el paradero de los restos del escritor es una incógnita. Tras varios trabajos de re-edificación de la iglesia, los cuerpos allí presentes se trasladaron a un lugar desconocido. Ha habido varios trabajos e intentos para su localización, pero no han dado resultado.

La importancia de «Don Quijote de la Mancha» en la literatura universal

Como ya hemos comentado antes, el Quijote es el segundo libro más traducido y editado en la historia de la literatura universal tras la Biblia.

Uno de los motivos por los que «Don Quijote de la Mancha» es tan importante en la literatura universal es porque satirizó las novelas de caballería, que suponían una importantísima parte de la literatura publicada hasta entonces.

De hecho, el propósito de esta obra era precisamente ese, conseguir ridiculizar este tipo de literatura a través de un personaje que había enloquecido tras haber leído miles de libros de caballería. Basándose en los ideales caballerescos, Don Quijote se lanzó a la aventura por tierras de Castilla.

Como diferencia a lo que se había publicado hasta entonces, «Don Quijote de la Mancha» otorga más importancia al personaje que a la acción, que pasa a un claro segundo plano. Por otro lado, también aporta realismo y burla a la fantasía escrita hasta entonces, abunda la crítica social y la importancia de los valores psicológicos de los protagonistas.

«Don Quijote de la Mancha» también se considera la primera novela polifónica en la historia de la literatura. Esto significa que Cervantes interpretó la realidad desde varios puntos de vista y no uno solo, consiguiendo así mayor realismo en su obra.

Miguel de Cervantes, poeta, dramaturgo y novelista

Para muchos, Cervantes solo es conocido por el Quijote. Como escritor,  dominaba narrativa pero también sentía pasión por la poesía y el teatro, aunque es cierto que en los dos últimos no cosechó el mismo éxito que con las novelas.

Desde sus inicios Cervantes buscó el reconocimiento como poeta y dramaturgo, los dos géneros que en su tiempo otorgaban prestigio y fama. Lamentablemente, al no cosechar éxito, gran parte de su obra lírica se ha perdido. Aún así, podemos definirlo como poeta docto, empapado de la tradición clásica e italiana.

Una de sus obras en verso más conocida es «El viaje del Parnaso», escrita en 1614 y donde enjuicia a los poetas españoles elogiando a algunos de ellos y satirizando a la mayoría.

teatro cervantes alcala de henares
Seguro que a Cervantes le hubiese encantado ver que en Alcalá pusieron su nombre a una de sus grandes pasiones, el teatro – Foto: Dream Alacalá

El teatro fue la gran vocación de Cervantes pero este género tampoco le aportó el reconocimiento que deseaba. Desde sus inicios literarios hasta sus últimos años, se dedicó a escribir teatro. Fruto de esta pasión por el género debemos resaltar obras como «La Numancia», una tragedia clásica compuesta sobre 1585 o Los tratos de Argel.

También encontramos entre su producción dramática, diez comedias y ocho entremeses entre los que podemos destacar títulos como «El gallardo español», «El rufián dichoso» o «Los baños de Argel».

La narrativa, el punto fuerte de Cervantes

Si hay un género que encumbro al Príncipe de los Ingenios Españoles, ese fue la narrativa. Además de en el Quijote, los extraordinarios dotes como narrador de Cervantes los encontramos también en «La Galatea», obra de 1585; en las «Novelas Ejemplares», elaboradas entre 1605 y 1613 o en «Los trabajos de Persiles y Segismunda», una novela publicada póstumamente y que el escritor culminó en su lecho de muerte. Esta última novela de Cervantes describe los sufrimientos de dos enamorados que peregrinan por tierras extrañas, sufriendo acechos y peligros, corriendo aventuras y pasando calamidades. Una novela que no tuvo tiempo de revisar y que publicó su esposa en 1617.

Y ésta es la vida de Miguel de Cervantes, una historia intensa llena de experiencias y sufrimiento y una producción literaria que le convirtió en la máxima figura de la literatura española dentro y fuera de nuestras fronteras. Una carrera digna de elogiar, que estableció las bases de la novela moderna y que tiene su merecido reconocimiento en el Premio Cervantes que la Academia de la Lengua Española concede cada año.

Síguenos en Facebook (Madrid Culture Magazine) y Twitter (@MadridCultureM1) para enterarte de todo el ocio, cultura e historia de Madrid.

One Comment on “Miguel de Cervantes, el gran genio de la literatura española”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *